Eficacia de la defusión cognitiva en el tratamiento de la ansiedad

Boletín Psicoevidencias nº 54
ISSN 22544046

PREGUNTA COMPLETA

¿Resulta eficaz la técnica de defusión cognitiva en el tratamiento de la ansiedad?

PREGUNTA PICO

Población: personas con trastornos o síntomas de ansiedad.
Intervención: técnica de defusión cognitiva.
Comparación: tratamiento habitual, otros tratamientos, no tratamiento.
Resultados: eficacia en el tratamiento de la ansiedad.

ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA

Se realiza una primera búsqueda en Tripdatabase introduciendo los términos “anxiety”, “cognitive defusion” y “effective treatment”, obteniéndose 32 resultados. No se selecciona ninguno por no adecuarse al tema. En segundo lugar, se lleva a cabo una búsqueda en la Cochrane Library utilizando los descriptores “cognitive defusion” AND “anxiety”. Se obtienen 12 estudios, de los cuales se selecciona 1 por ser relevante para nuestra pregunta. En las siguientes búsquedas se emplean estos mismos descriptores. A continuación, se realiza una búsqueda en Pubmed, sin conseguir resultados provechosos. Seguidamente, en ProQuest se encuentran un total de 340 estudios, de los cuales se seleccionan 2 que responden a la pregunta formulada. Por último, en WOS se obtienen 52 resultados y se selecciona 1 que se ajusta a nuestra pregunta.

Se incluyen los artículos publicados entre enero de 2009 y febrero de 2019.

RESUMEN DE LA EVIDENCIA

Un estudio con diseño de medidas repetidas explora la relación entre los componentes principales de la terapia de aceptación y compromiso (ACT) y los niveles de depresión y estrés. Los resultados indican una relación entre la reducción en el nivel de estrés y la reducción en los niveles de fusión cognitiva. La técnica de defusión cognitiva influye en los resultados del tratamiento, pero no se hallan suficientes pruebas de que exista una relación causal entre su empleo y la mejora de los síntomas (1).

En un ensayo clínico aleatorizado (ECA) se evalúa el efecto de la defusión cognitiva y la sensibilidad a la ansiedad en los efectos de la terapia cognitivo-conductual (TCC) y la ACT sobre varios trastornos de ansiedad. Se halla que ambas técnicas mejoran el efecto de ambos tratamientos, obteniendo mejores resultados en la ACT. El incremento de defusión cognitiva durante ambos tratamientos produce reducciones importantes de conductas de evitación relacionadas con la ansiedad y se relaciona con un aumento de la calidad de vida (2).

En otro ECA se comparan las técnicas de defusión cognitiva (DC), reestructuración cognitiva (RC) y exposición (Exp) en vivo para la ansiedad social. Se combinan tanto DC como RC con exposición, obteniéndose que en todos los grupos disminuye el nivel de ansiedad y mostrando el grupo de DC+Exp grandes mejoras en la importancia otorgada a los pensamientos negativos (3).

Por último, un ECA compara la defusión cognitiva con otras estrategias que reducen el impacto de estados emocionales negativos experimentalmente inducidos. Una de las pruebas de evaluación empleadas es la tarea Stroop, ya que la activación emocional interfiere con los procesos de atención y concentración. Se encuentra que el nivel de ansiedad es menor en los grupos de defusión cognitiva y supresión del pensamiento. En la tarea Stroop se aprecia un menor tiempo de reacción en el grupo de defusión cognitiva para las emociones de disgusto y tristeza, pero no para ansiedad. Esto sugiere que la estrategia no es efectiva para la ansiedad, aunque se plantea que puede resultar más efectiva en individuos predispuestos a experimentar emociones negativas determinadas (4).

CONCLUSIONES

Estos hallazgos reflejan que la técnica de defusión cognitiva podría ser una herramienta útil en el tratamiento de los trastornos y síntomas de ansiedad, en tanto que en algunos estudios se observa que contribuye a la reducción de los niveles de ansiedad. Sin embargo, esta relación aún no está del todo clara.

Los resultados encontrados sugieren que se requieren más evidencias sobre la idoneidad de esta técnica para extraer conclusiones más fiables, ya que la evidencia existente sobre la eficacia de la defusión cognitiva en el abordaje de los problemas de ansiedad es débil.

EVALUACIÓN DE LA EVIDENCIA

Grado Estudio Número
1 Revisión sistemática/Metaanálisis 0
2 Ensayo clínico aleatorizado 3
3 Cohortes/Casoscontroles 1
4 Opinión de expertos 0
G Guías de práctica clínica 0

REFERENCIAS

(1) Bramwell, K. y Richardson, T. (2018). Improvements in depression and mental health after acceptance and commitment therapy are related to changes in defusion and values-based action. Journal of Contemporary Psychotherapy, 48, 9-14. DOI: 10.1007/s10879-017-9367-6.
(2) Arch, J.J., Wolitzky-Taylor, K.B., Eifert, G.H. y Craske, M.G. (2012). Longitudinal treatment mediation of traditional cognitive behavioral therapy and acceptance and commitment therapy for anxiety disorders. Behaviour Research and Therapy, 50, 469-478. DOI: 10.1016/j.brat.2012.04.007.
(3) Barrera, T.L., Szafranski, D.D., Ratcliff, C.G., Garnatt, S.L. y Norton, P.J. (2016). An experimental comparison of techniques: cognitive defusion, cognitive restructuring, and in-vivo exposure for social anxiety. Behavioural and Cognitive Psychotherapy, 44, 249-254. DOI: 10.1017/S1352465814000630.
(4) Pilecki, B.C. y McKay, D. (2012). An experimental investigation of cognitive defusion. The Psychological Record, 62, 19-40.

AUTORÍA

Carmen Calderón Pérez. Máster Universitario en Psicología General Sanitaria. Universidad de Córdoba, España.