Eficacia de la terapia cognitivo-conductual frente a la farmacoterapia en el tratamiento de la pedofilia

Boletín Psicoevidencias nº 54
ISSN 22544046

PREGUNTA COMPLETA

¿Es más eficaz la terapia cognitivo-conductual que la farmacoterapia para tratar la pedofilia?

PREGUNTA PICO

Población: pedofilia.
Intervención: terapia cognitivo-conductual (TCC).
Comparación: farmacoterapia.
Resultado: eficacia del tratamiento / recaída / reincidencia.

ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA

Se realizaron búsquedas en numerosas fuentes y en el siguiente orden: metabuscadores (TripDatabase y Epistemonikos), bases de revisiones (Cochrane Library, DARE y la herramienta PICO de PubMed), revistas de resúmenes (e.g. EBMH), recursos de síntesis (Dynamed Plus, UpToDate y Clinical Key), guías de práctica clínica (e.g. NICE) y fuentes primarias (e.g. Embase, Web of Science y PsycINFO). Para realizar estas búsquedas se utilizó, por un lado, una estrategia con los términos MeSH: “pedophilia AND cognitive behavioral therapy AND drug therapy AND (recidivism OR recurrence OR treatment outcome)”; y, por otro lado, otra con los términos DeCS equivalentes: “pedofilia AND terapia cognitivo conductual AND tratamiento farmacológico AND (recurrencia OR reincidencia OR eficacia OR efectividad)”. La única excepción se realizó con la herramienta PICO de PubMed, en la que se utilizaron “treatment outcome” y “eficacia” como únicos criterios de resultado, cada uno en su correspondiente estrategia de búsqueda, con el objetivo de reducir la ingente cantidad de resultados ofrecidos. Además, dados los pobres resultados con entrecomillado, se repitieron las búsquedas sin él.

Entre ambas estrategias (MeSH y DeCS), solo se obtuvieron resultados en TripDatabase (11), Cochrane Library (4), PubMed PICO (3), UpToDate (demasiados), Clinical Key (10), NICE (1), Web of Science (6 con el campo “tema”) y PsycINFO (3 con el filtro “evaluado por expertos”). Se encontraron artículos, aunque escasos, que trataban de la eficacia de una y otra intervención, bien por separado, bien combinadas; sin embargo, no se encontró ningún trabajo que, estrictamente, comparara la TCC y la farmacoterapia en el tratamiento de la pedofilia. De todas formas, se ofrece un resumen de la escasa evidencia disponible acerca de ambas intervenciones. Para ello se escogió una revisión sistemática hallada en TripDatabase (IHE, 2010) y tres artículos de expertos: dos encontrados en Clinical Key (Booth y Kingston, 2016; Hall y Hall, 2007) y uno en PsycINFO (Cohen y Galynker, 2002). Se escogieron estos resultados por ser relevantes para ofrecer un panorama general de evidencia.

RESUMEN DE LA EVIDENCIA

La revisión sistemática hallada (IHE, 2010) se refiere a una población compuesta por hombres adultos (18 o más años) condenados por agresión sexual (no se especifica pedofilia). Según este trabajo, diferentes aproximaciones de TCC han demostrado ser leve aunque significativamente beneficiosas para disminuir el riesgo de recaída. Esta revisión también indica que la TCC es especialmente eficaz si sigue el modelo de riesgo-necesidad-responsividad (RNR). No obstante, la mayoría de estudios que recoge esta revisión se basan a su vez en estudios primarios de pobre calidad, por lo que concluye que los resultados no son del todo claros y que es necesaria más investigación (1).

Uno de los artículos de revisión no sistemática (Booth y Kingston, 2016), el cual discute el tratamiento de la violencia sexual (en general) en población penitenciaria, indica que la eficacia de la TCC aún continúa en debate, pero sugiere que puede ser eficaz si se ajusta a las necesidades y características específicas de cada agresor sexual. Asimismo, explica que la farmacoterapia tampoco ha dejado clara su eficacia y que debe usarse con precaución, dados sus potenciales efectos adversos. El artículo teoriza que las dificultades para tener resultados definitivos pueden ser debidas a que la reincidencia de los agresores sexuales es generalmente baja, por lo que resulta complicado distinguir si esto es a causa del tratamiento o es algo espontáneo (2).

Otro de los artículos (Hall y Hall, 2007), específicamente dedicado a la pedofilia, aclara que ningún tratamiento puede ser eficaz si el sujeto no se involucra voluntariamente. Por otro lado, advierte de la falta de consenso acerca de la eficacia de la TCC por sí sola a largo plazo e indica que los mejores resultados se han obtenido con la combinación de psicoterapia y tratamiento farmacológico (3).

El último artículo (Cohen y Galynker, 2002) concluye que es necesaria más investigación y que, cualquier intervención que pretenda ser eficaz en el tratamiento de la pedofilia deberá ser intensiva, a largo plazo, comprehensiva y de evaluación longitudinal (4).

CONCLUSIONES

No existe investigación disponible que compare estrictamente la TCC y la farmacoterapia en el tratamiento de la pedofilia. Actualmente, la mayoría de investigaciones se centran en la población penitenciaria y sugieren que la TCC es la intervención más elegida, dados los efectos adversos de la farmacoterapia; sin embargo, ninguna de los dos tratamientos ha demostrado hasta ahora ser indiscutiblemente eficaz. Existen estudios que indican una mayor eficacia de la combinación de ambas intervenciones, pero es necesaria más investigación al respecto.

EVALUACIÓN DE LA EVIDENCIA

Grado Estudio Número
1 Revisión sistemática/Metaanálisis 1
2 Ensayo clínico aleatorizado 0
3 Cohortes/Casoscontroles 0
4 Opinión de expertos 3
G Guías de práctica clínica 0

REFERENCIAS

(1) Institute of Health Economics (2010). Treatment for convicted adult male sex offenders. Recuperado de ihe.ca/download/treatment_for_convicted_adult_male_sex-offenders.pdf
(2) Booth, B. D. y Kingston, D. A. (2016). Sex Offender Risk Assessment and Management. Psychiatric Clinics of North America, 39, 675-689.
(3) Hall, R. C. W. y Hall, R. C. (2007). A Profile of Pedophilia: Definition, Characteristics of Offenders, Recidivism, Treatment Outcomes, and Forensic Issues. Mayo Clinic Proceedings, 82(4), 457-471.
(4) Cohen, L. y Galynker, I. I. (2002). Clinical features of pedophilia and implications for treatment. Journal of Psychiatric Practice, 8(5), 276-289.

AUTORÍA

Ángel Aguilera Martín. Máster de Psicología General Sanitaria. Universidad de Córdoba.