Eficacia de la Terapia de Aceptación y Compromiso en el tratamiento de la anorexia nerviosa

Boletín Psicoevidencias nº 53
ISSN 2254-4046

PREGUNTA COMPLETA

¿Puede la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) contribuir a la mejora de la sintomatología en casos de anorexia nerviosa (AN)?

PREGUNTA PICO

Población: pacientes diagnosticados con F50.0 Anorexia Nerviosa.
Intervención: Terapia de Aceptación y Compromiso.
Comparación: tratamiento habitual, otros tratamientos, no-tratamiento.
Resultados: cambio de actitud hacia la comida, adherencia al tratamiento, mejora imagen corporal y manejo de síntomas, etc.

ESTRATEGIAS DE BÚSQUEDA

Se emplearon una serie de límites en la búsqueda bibliográfica: textos en inglés o español de los últimos 5 años, que consistieran en ensayos clínicos controlados aleatorizados (ECA) si fuera posible, en seres humanos, sin restricción de edad ni sexo.

Los términos MeSH que se utilizaron en la búsqueda fueron “Anorexia Nervosa” y “Acceptance and Commitment Therapy”, obteniendo los siguientes resultados: Cochrane Library: 3 artículos; Pubmed: 1 artículo; Embase: 1 artículo; PubPsych: 3 artículos; Scopus: 3 artículos.

Ante la escasez de bibliografía, el criterio de ECA fue suprimido y se analizó todo el material disponible. Eliminando la repetición de los mismos artículos en las distintas bases de datos, se obtuvo un resultado de 3 textos, quedándose al final con 2 por ajustarse a la pregunta inicial.

RESUMEN DE LA EVIDENCIA

El primer artículo se trata de un estudio controlado aleatorizado con 43 pacientes de entre 18 y 52 años diagnosticados con AN o Trastorno de la conducta alimentaria no especificado (TCANE). Se estudió si la ACT (19 sesiones semanales de 1h de duración) resultaba más eficaz que el tratamiento habitual en el tratamiento de AN tras 9-12 semanas de tratamiento basado en rehabilitación nutricional. Como criterio de mejoría establecieron una puntuación global de 2,83 en la “The Eating Disorder Examination Questionnaire (EDE-Q)” y un Índice de Masa Corporal (IMC) > de 19. Los resultados mostraron que no hubo diferencias significativas entre el tratamiento habitual y el tratamiento con ACT, a pesar de que en ambos grupos mejoró la sintomatología. Se observó también que los pacientes que pasaron por la ACT demandaron menos atención a los servicios de salud mental en comparación a los que pasaron solo por el tratamiento habitual (1).

El segundo artículo es un estudio piloto realizado con 140 mujeres de entre 18 y 55 años diagnosticadas de AN, Bulimia Nerviosa (BN) o Trastorno por atracón (TA). La mayoría presentaba patología comórbida. Se intentó estudiar si el tratamiento con ACT añadido al tratamiento habitual resultaba más eficaz que el tratamiento habitual en solitario. No se pudo realizar una aleatorización pura y recurrieron a un diseño de grupos no equivalentes, separando en función del diagnóstico principal. El criterio de mejoría lo indicaría una puntuación global en la EDE-Q < 1,74. No se encontraron resultados estadísticamente significativos entre ambas condiciones, aunque si se observó una tendencia a la mejoría mayor y un aumento en la cantidad de comida ingerida en el grupo que había recibido la ACT. Además, el 37% de estos pacientes dejaron de cumplir criterios clínicos tras el tratamiento, en comparación al tratamiento habitual en solitario (11,90%). Por último, se observó una tendencia menor a las rehospitalizaciones en el primer grupo (3,5%) en comparación al segundo grupo (18%) (2).

CONCLUSIONES

No se encontró evidencia de eficacia superior de la ACT sobre el tratamiento habitual en la AN. Si es cierto que se observó una tendencia a la mejoría en ambos grupos, pero no es posible identificar elementos activos de tratamiento propios de la ACT. A pesar de la poca información que poseemos y las limitaciones de los estudios, parece que la ACT podría contribuir a la prevención de recaídas en la AN (menos rehospitalizaciones) o bien como estrategia de afrontamiento que conlleve a un menor gasto en servicios de salud mental. Actualmente poseemos poca evidencia acerca de este tema y debemos interpretar con cautela los resultados de las investigaciones presentadas. Serían necesarios más estudios para poder extraer unas conclusiones más fiables.

EVALUACIÓN DE LA EVIDENCIA

Grado Estudio Número
1 Revisión sistemática/Metaanálisis 0
2 Ensayo clínico aleatorizado 1
3 Cohortes/Casos-controles 1*
4 Opinión de expertos 0
G Guías de práctica clínica 0

 *Para comprensión del lector, en el segundo estudio se procedió a un estudio cuasiexperimental con diseño de grupo control no equivalente.

REFERENCIAS

(1) Parling T, Cernvall M, Ramklint M, Holmgren S, Ghaderi A. A randomised trial of Acceptance and Commitment Therapy for Anorexia Nervosa after daycare treatment , including five-year follow-up. BMC Psychiatry. 2016; 16(1): 1–13.
(2) Juarascio A, Shaw L, Forman E, Timko CA, Herbert J, Butryn M, et al. Acceptance and Commitment Therapy as a Novel Treatment for Eating Disorders: An Initial Test of Efficacy and Mediation. Behavior Modification. 2013; 37(4): 459–489.

AUTORÍA

Gabriel Ródenas Perea, residente de la especialidad de Psicología Clínica en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, España.