Terapias psicológicas más eficaces en el tratamiento de la fobia social

Boletín Psicoevidencias nº 51
ISSN 2254-4046

PREGUNTA COMPLETA

¿Qué terapias psicológicas son más eficaces en la práctica clínica para el tratamiento de la ansiedad social?

PREGUNTA PICO

Población: pacientes con diagnóstico de ansiedad social.
Intervención: terapias psicológicas.
Resultado: eficacia del tratamiento.

ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA

Se realiza una búsqueda bibliográfica en el metabuscador PubMed, empleando la siguiente combinación de palabras: “social anxiety” OR “social phobia” AND “effective treatment”. Se filtraron únicamente los resultados con un límite temporal de 10 años. Se obtienen 68 resultados, de los cuales, se seleccionan finalmente 9 artículos, por su adecuación a la pregunta planteada. Posteriormente, se realizó una nueva búsqueda bibliográfica utilizando los mismos descriptores en Epistemonikos, que no aportó resultados adicionales.

RESUMEN DE LA EVIDENCIA

En un ensayo clínico aleatorizado, 102 pacientes con ansiedad social fueron asignados a tratamiento farmacológico (paroxetina), terapia cognitiva (TC), combinación de paroxetina y TC o placebo. Los resultados mostraron que la TC fue el tratamiento más eficaz para el Trastorno de Ansiedad Social, tanto en el postratamiento como en el seguimiento en comparación con la paroxetina y mejor que el tratamiento combinado en el seguimiento de 12 meses. El tratamiento combinado no proporcionó ninguna ventaja sobre tratamientos individuales; más bien obtuvo menos efecto en comparación con la TC exclusivamente (1).

En otro ensayo aleatorizado, 42 pacientes que presentaron síntomas de ansiedad social después de un tratamiento antidepresivo fueron asignados a dos grupos paralelos: grupo de TCC (terapia cognitivo-conductual) en combinación con tratamiento farmacológico (n=21); o grupo de tratamiento farmacológico exclusivamente (n=21). Los resultados sugieren que, en los pacientes con TAS tratados de manera ineficaz con antidepresivos, TCC es un tratamiento efectivo adjunto al tratamiento farmacológico durante más de 16 semanas para reducir la ansiedad social y los síntomas relacionados (2).

En otro ensayo, 11 pacientes que cumplieron los criterios DSM-IV para el TAS realizaron una versión de TC (terapia cognitiva) asistida por internet que incluyó comentarios durante el video, entrenamiento de atención, experimentos de comportamiento y técnicas enfocadas en la memoria. El 82% de pacientes, respondieron al tratamiento, y el 64% lograron la remisión de los síntomas (3).

En otro ensayo clínico, 32 pacientes con TAS recibieron TC (terapia cognitiva). El objetivo del estudio fue investigar el impacto del experimento de conductas de atención y seguridad auto-enfocadas sobre la ansiedad social posterior (1, 2, 3 y 4 semanas después de la intervención). Los resultados revelaron una reducción significativa de la ansiedad social después de la atención centrada en sí mismo y los experimentos de comportamiento de seguridad durante el mes posterior de tratamiento (4).

En una revisión sobre la evidencia actual para tratamientos cognitivo-conductuales efectivos en adultos, niños, y adolescentes, se concluyó que la TCC (terapia cognitivo-conductual) es eficaz en el tratamiento del TAS. Entre los diferentes enfoques de esta terapia, la TC (terapia cognitiva) individual parece estar asociada a mayores efectos terapéuticos. Asimismo, parece ser que la terapia cognitiva conductual asistida por Internet es un campo prometedor que puede mejorar el acceso a tratamientos efectivos (5).

En otro de los ensayos, se aplicó TCC (terapia cognitivo-conductual) individual durante 14 semanas. Después de la TCC, el 73% de los participantes fueron considerados respondedores al tratamiento y el 40% cumplieron los criterios de remisión (6).

En un estudio controlado, se evaluó la eficacia de un programa terapéutico de 6 semanas diseñado para la fobia social con trastorno comórbido de personalidad (17 pacientes) y con fobia social sin trastorno comórbido de la personalidad (18 pacientes). Una combinación de TCC (terapia cognitivo-conductual) y farmacoterapia demostró ser el tratamiento más efectivo para los pacientes que sufren de fobia social con o sin un trastorno comórbido de la personalidad. La eficacia del tratamiento en pacientes con fobia social sin trastorno de la personalidad fue significativamente mejor que en el grupo con fobia social comórbido con trastorno de la personalidad (7).

En otro ensayo clínico realizado en Japón,113 pacientes ambulatorios con TAS, participaron en una TCC (terapia cognitivo-conductual) grupal de julio de 2003 a agosto de 2010, y continuaron en seguimiento hasta 1 año. Los resultados mostraron que la TCC para pacientes con TAS generalizada en Japón es efectiva hasta 1 año después del tratamiento (8).

En un ensayo controlado aleatorio, 49 individuos que cumplieron con los criterios de TAS fueron asignados a dos grupos de tratamiento: TCC (terapia cognitivo-conductual) y ACT (terapia de aceptación y compromiso) durante 12 semanas. La evasión a hablar en público fue estudiada como moderador de los síntomas de ansiedad social. Los resultados, mostraron que, las personas con mayor evitación a hablar en público, generalmente se benefician más de la TCC que de la ACT a los 12 meses de seguimiento (9).

CONCLUSIONES

En primer lugar, en todos los estudios incluidos se muestran mejoras clínicas en la sintomatología de dichos pacientes. El resultado obtenido en nuestra búsqueda muestra, en general, la adecuación de la Terapia Cognitiva o Cognitiva-Conductual en el tratamiento de pacientes con fobia social. No obstante, serían necesarios más estudios para corroborar estos resultados y hallar unas conclusiones más firmes, ya que, a excepción del último estudio, no se compara la eficacia terapéutica de un tipo de tratamiento psicológico frente a otro, por lo que resulta complicado realizar comparaciones. Asimismo, la literatura científica sobre la eficacia del tratamiento psicológico de la fobia social, está centrada, en su mayoría, en la corriente cognitivo-conductual, lo que dificulta avanzar en el conocimiento acerca de la efectividad de otro tipo de terapias psicológicas para dicha problemática. Esto es importante, ya que otras terapias, cuyos efectos no han sido estudiados hasta la fecha, pueden mostrarse probablemente eficaces en el tratamiento de la ansiedad social logrando mejoras terapéuticas tanto en el tratamiento como en el mantenimiento de los resultados más a largo plazo.

EVALUACIÓN DE LA EVIDENCIA

Grado Estudio Número
1 Revisión sistemática/Metaanálisis 1
2 Ensayo clínico aleatorizado 6
3 Cohortes/Casos-controles 2
4 Opinión de expertos 0
G Guías de práctica clínica 0

REFERENCIAS

(1) Nordahl HM, Vogel PA, Morken G, Stiles TC, Sandvik P, Wells A. Paroxetine, cognitive therapy or their combination in the treatment of social anxiety disorder with and without avoidant personality disorder: A randomized clinical trial. Psychother Psychosom. 2016; 85(6): 346-356.
(2) Yoshinaga N, Matsuki S, Niitsu T, Sato Y, Tanaka M, Ibuki H et al. Cognitive behavioral therapy for patients with social anxiety disorder who remain symptomatic following antidepressant treatment: a randomized, assessor-blinded, controlled trial. Psychother and psychosom. 2016; 85(4): 208-217.
(3) Stott R, Wild J, Grey N, Liness S, Warnock-Parkes E, Commins S et al. Internet-delivered cognitive therapy for social anxiety disorder: a development pilot series. Behav Cogn Psychother. 2013; 41(4): 383-397.
(4) Schreiber F, Heimlich C, Schweitzer C, Stangier U. Cognitive therapy for social anxiety disorder: the impact of the “self-focused attention and safety behaviours experiment” on the course of treatment. Behav Cogn Psychother. 2015; 43(2): 158-166.
(5) Stangier U. New developments in cognitive-behavioral therapy for social anxiety disorder. Curr Psychiatry Rep. 2016; 18(3): 25.
(6) Yoshinaga N, Ohshima F, Matsuki S, Tanaka M, Kobayashi T, Ibuki H et al. A preliminary study of individual cognitive behavior therapy for social anxiety disorder in Japanese clinical settings: a single-arm, uncontrolled trial. BMC Res Notes. 2013; 6(1): 74.
(7) Vyskocilova J, Prasko J, Novak T, Pohlova L. Is there any influence of personality disorder on the short term intensive group cognitive behavioral therapy of social phobia? Biomed Pap Med Fac Univ Palacky Olomouc Czech Repub. 2011; 155(1): 85-94.
(8) Kawaguchi A, Watanabe N, Nakano Y, Ogawa S, Suzuki M, Kondo M et al. Group cognitive behavioral therapy for patients with generalized social anxiety disorder in Japan: outcomes at 1-year follow up and outcome predictors. Neuropsychiatr Dis Treat. 2013; 9: 267.
(9) Mesri B, Niles AN, Pittig A, LeBeau RT, Haik E, Craske MG. Public speaking avoidance as a treatment moderator for social anxiety disorder. J Behav Ther Exp Psychiatry. 2017; 55:66-72.

AUTORÍA

Paloma Martín Guerrero y Paloma Huertas Maestre. Psicohuma.