Terapia cognitivo-conductual con mujeres víctimas de violencia de género

Boletín Psicoevidencias nº 51
ISSN 2254-4046

PREGUNTA COMPLETA

¿Es eficaz la terapia cognitivo-conductual con mujeres víctimas de violencia de género?

PREGUNTA PICO

Población: mujeres víctimas de violencia de género.
Intervención: terapia cognitivo-conductual.
Resultado: eficacia del tratamiento.

ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA

Se lleva a cabo una primera búsqueda en Tripdatabase utilizando los siguientes descriptores: “intimate partner violence” y “cognitive behavioral therapy”. Se obtienen 32 resultados y se selecciona uno que da respuesta a la pregunta. Con los mismos descriptores se continúa con la búsqueda en el metabuscador Epistemonikos, sin obtener resultados al introducir el truncamiento. Se repite la búsqueda empleando los descriptores “intimate partner violence” y “cognitive behavioral therapy” y se obtienen 3 resultados, seleccionando uno de ellos. Se utilizan los descriptores “intimate partner violence” y “cognitive behavioural therapy” y se encuentran dos referencias de las cuales se selecciona una. Se introduce de nuevo el truncamiento en bases de datos de revisiones sistemáticas (Cochrane Library, Dare) y se obtiene una referencia que no coincide con los criterios de búsqueda. Se realizan varias búsquedas en las Guías de Práctica Clínica (NICE, SIGN) y, con los descriptores “intimate partner violence” y “cognitive behavioural therapy”, se obtiene un resultado que responde a la pregunta. Finalmente, empleando el truncamiento, se obtienen 68 resultados en PubMed y se seleccionan dos publicaciones. En todas las búsquedas se aplica el filtro del año de publicación posterior a 2008 y el criterio de que la población destinataria sean mujeres víctimas de violencia de género (VG).

RESUMEN DE LA EVIDENCIA

Se analiza un metaanálisis que reúne 12 ensayos clínicos aleatorizados con una muestra de 2666 mujeres víctimas de VG. Se observó que la terapia cognitivo conductual reducía los efectos adversos, tanto psicológicos como físicos, que produce la VG en las mujeres. Sin embargo, no se observaron cambios en relación a los efectos negativos producidos por la violencia sexual (1).

En una revisión sistemática se incluyeron 61 estudios, de los cuales 31 analizaron programas de intervención de corta y larga duración dirigidos a mujeres víctimas de VG. Se observa que las terapias basadas en el enfoque cognitivo-conductual producen una mejora en el funcionamiento emocional de las mujeres y reducen los efectos negativos producidos por la VG (2).

La guía de práctica clínica NICE recomienda incluir en la intervención con víctimas de violencia doméstica o abuso, en concreto con las mujeres víctimas de VG, la terapia cognitivo-conductual centrada en el trauma para mejorar su salud mental y reducir el daño, en comparación con la no intervención (3).

Un ensayo clínico aleatorizado (ECA) selecciona una muestra de 150 mujeres mayores de 18 años que habían sufrido en algún momento de su vida agresión física o/y sexual. Los resultados mostraron beneficios directos sobre los síntomas depresivos así como sobre los síntomas de estrés post-traumático. Otro resultado mostrado fue los beneficios de la terapia sobre una futura victimización de las mujeres. Mostraban una probabilidad baja de volver a ser víctimas de agresiones físicas o/y sexuales (4).

Otro ECA seleccionaba a 70 mujeres víctimas de VG, residentes en casas de acogida y que presentaban síntomas de estrés postraumático. Se comparaba el efecto de un tratamiento cognitivo conductual, la intervención Helping to Overcome PTSD through Empowerment (HOPE), con los servicios estándar de las casas de acogida. Los resultados mostraron un efecto positivo en los síntomas depresivos, en el empoderamiento de las mujeres y en el apoyo social, además mostraban una elevada satisfacción con el tratamiento (5).

Otro ECA seleccionaba a una muestra de 46 mujeres, víctimas de VG y residentes en casas de acogida junto a sus hijos e hijas. Los resultados mostraron beneficios a nivel emocional y anímico en relación a su autoestima. Además, indirectamente mejoraron su calidad de vida tanto a nivel familiar como social y se redujeron los conflictos familiares (6).

CONCLUSIONES

Las referencias consultadas apuntan a la eficacia de la terapia cognitivo conductual para intervenir con mujeres víctimas de VG. Principalmente, parece mejorar el funcionamiento emocional de las mujeres, reduciendo síntomas depresivos y de estrés postraumático, sobre todo provocados por la violencia física y psicológica. De forma indirecta, parece mejorar las relaciones sociales y familiares y reducir la futura victimización de las mujeres. Además, parece ser útil en la intervención con mujeres residentes en casas de acogida y podría ser más satisfactoria empleando una perspectiva empoderadora.

EVALUACIÓN DE LA EVIDENCIA

Grado Estudio Número
1 Revisión sistemática/Metaanálisis 2
2 Ensayo clínico aleatorizado 3
3 Cohortes/Casos-controles 0
4 Opinión de expertos 0
G Guías de práctica clínica 1

REFERENCIAS

(1) Tirado-Muñoz J, Gilchrist G, Farré M, Hegarty K, Torrens M. The efficacy of cognitive behavioural therapy and advocacy interventions for women who have experienced intimate partner violence: A systematic review and meta-analysis. Ann Med. 2014;46(8):567–86.
(2) Eckhardt CI, Murphy CM, Whitaker DJ, Sprunger J, Dykstra R, Woodard K. The effectiveness of intervention programs for perpetrators and victims of intimate partner violence. Partner Abuse. 2013;4(2):196–231.
(3) National Institute for Health and Care Excellence (NICE). Domestic violence and abuse: multi- agency working. United Kingdom; 2014. (NICE publication PH50). nice.org.uk/guidance/ph50.
(4) Iverson KM, Gradus JL, Resick PA, Suvak MK, Smith KF, Monson CM. Cognitive-behavioral therapy for PTSD and depression symptoms reduces risk for future intimate partner violence among interpersonal trauma survivors. J Consult Clin Psychol. 2011;79(2):193–202.
(5) Johnson DM, Zlotnick C, Perez S. Cognitive behavioral treatment of ptsd in residents of battered women’s shelters: Results of a randomized clinical trial. J Consult Clin Psychol. 2011;79(4):542–51.
(6) McWhirter PT. Differential therapeutic outcomes of community-based group interventions for women and children exposed to intimate partner violence. J Interpers Violence. 2011;26(12):2457–82.

AUTORÍA

Carmen Labrador Rivera. Psicóloga. Máster Oficial “Psicología General Sanitaria” (UCO).
Tania Raposo Ibáñez. Psicóloga. Máster Oficial “Psicología General Sanitaria” (UCO).