El yoga como coadyuvante del tratamiento farmacológico para reducir los síntomas positivos y negativos de la esquizofrenia

Boletín Psicoevidencias nº 46
ISSN 2254-4046

PREGUNTA COMPLETA

¿Es efectivo el yoga como coadyuvante del tratamiento farmacológico para reducir los síntomas positivos y negativos de la esquizofrenia?

PREGUNTA PICO

Población: pacientes con esquizofrenia en tratamiento farmacológico.
Intervención: uso del yoga como coadyuvante en el tratamiento.
Comparación: tratamiento habitual en pacientes con esquizofrenia.
Resultado: disminución de los síntomas positivos y negativos de la esquizofrenia.

ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA

Se realiza una búsqueda bibliográfica en PubMed, y Cochrane, utilizando los siguientes descriptores: “yoga” and “schizophrenia” and “negative and positive symptoms”, y con un filtro de los últimos 5 años. Se obtienen 6 resultados en PubMed y 1 en la Cochrane. Finalmente, se seleccionan 4 artículos en PubMed y 1 en la Cochrane, por ser actuales, relevantes y ajustarse a nuestra búsqueda.

RESUMEN DE LA EVIDENCIA

El primer estudio se trata de un ensayo clínico, el cual está compuesto por un total de 43 pacientes, de los cuales 15 pertenecen al grupo experimental (reciben yoga más su tratamiento habitual) y 28 al control, de forma que solo reciben su tratamiento habitual (solo 12 completaron el estudio). Como resultados de este estudio, se obtienen que tanto el grupo control como el experimental obtienen diferencias significativas (p<0.001) en relación a los síntomas positivos y negativos de la esquizofrenia, pero solo en el grupo experimental se muestra una mejoría significativa en el funcionamiento social, en la expresión emocional y en los niveles de oxitocina (1).

El siguiente estudio se trata de una revisión sistemática-metaanálisis, donde se incluyeron 5 ensayos clínicos aleatorizados, con un total de 337 pacientes. Como resultados obtenemos los siguientes: síntomas positivos (DME= -058; Ic del 95%- 1.52 a 0,37; P= 0,23) y en los síntomas negativos (DME= -0,59; IC del 95% - 1,87-0,69; P= 0,36), por tanto, no se reportan datos significativos a corto plazo en comparación del yoga con el tratamiento habitual (2).

En otro ensayo clínico, donde se compara el yoga, el ejercicio y el tratamiento habitual cuyos grupos eran de 47, 37 y 36 participantes respectivamente. Se obtienen como resultados “mejoras” en la PANSS negativa y en la PANSS total, en el grupo de yoga en comparación al grupo de ejercicio y de tratamiento habitual. La Odds ratio indicaba que el yoga tenía hasta 5 veces más posibilidad de obtener mejoras en la PANSS negativa respecto a los otros grupos y una PANSS total de hasta 6 veces mayor que en el grupo de tratamiento habitual (3).

El siguiente artículo se trata de una revisión sistemática, la cual consideró que solo 3 ensayos clínicos aleatorizados cumplían con los criterios de inclusión. Tras el análisis de los datos se obtiene como resultado que el yoga mejora la puntuación de las escalas PANSS tanto para los síntomas positivos como para los negativos, considerándose como un complemento útil para el tratamiento habitual (4).

El último estudio, se trata de una revisión sistemática, que incluye 8 ensayos clínicos aleatorizados, los cuales han tenido una duración no superior a 6 meses, en él se obtienen diferencias significativas a favor del grupo experimental con yoga, cuando se administra la escala PANSS (5).

CONCLUSIONES

Tras analizar los resultados, nos encontramos que tanto los dos ensayos clínicos como dos de las tres revisiones sistemáticas, inclinan la balanza a favor de la evidencia en la utilización del yoga en la reducción de síntomas en la esquizofrenia. Aunque en concordancia con lo manifestado en la última revisión sistemática, los resultados solo indican una evidencia moderada debido al bajo número de ensayos clínicos que la componen y el escaso número de pacientes que participan. Por otra parte, haciendo mención a la primera revisión metaanalisis, la cual concluye que no encuentra resultados significativos en la utilización del yoga “a corto plazo” sería necesario hacer un mayor número de ensayos y con un número más amplio de participantes y en periodos de tiempo más largo, para poder acreditar la evidencia. En resumen, podemos extraer como conclusión principal que la evidencia es moderada en el uso del yoga como terapia coadyuvante al tratamiento para reducir los síntomas negativos y positivos de los pacientes con esquizofrenia.

EVALUACIÓN DE LA EVIDENCIA

Grado Estudio Número
1 Revisión sistemática/Metaanálisis 3
2 Ensayo clínico aleatorizado 2
3 Cohortes/Casos-controles 0
4 Opinión de expertos 0
G Guías de práctica clínica 0

REFERENCIAS

(1) Jayaram N, Varambally S, Behere RV, Venkatasubramanian G, Arasappa R, Christopher R, Gangadhar BN. Effect of yoga therapy on plasma oxytocin and facial emotion recognition deficits in patients of schizophrenia. Indian J Psychiatry. 2013 Jul;55(Suppl 3):S409-13. Doi: 10.4103/0019-5545.116318.
(2) Cramer H, Lauche R, Klose P, Langhorst J, Dobos G. Yoga for schizophrenia: a systematic review and meta-analysis. BMC Psychiatry. 2013 Jan 18;13:32. Doi: 10.1186/1471-244X-13-32.
(3) Varambally S, Gangadhar BN, Thirthalli J, Jagannathan A, Kumar S, Venkatasubramanian G, et al. Therapeutic efficacy of add-on yogasana intervention in stabilized outpatient schizophrenia: Randomized controlled comparison with exercise and waitlist. Indian J Psychiatry. 2012 Jul;54(3):227-32. Doi: 10.4103/0019-5545.102414.
(4) Vancampfort D, Vansteelandt K, Scheewe T, Probst M, Knapen J, De Herdt A, De Hert M. Yoga in schizophrenia: a systematic review of randomised controlled trials. Acta Psychiatr Scand. 2012 Jul;126(1):12-20. doi: 10.1111/j.1600-0447.2012.01865.x. Epub 2012 Apr 6. Review.
(5) Broderick J, Knowles A, Chadwick J, Vancampfort D. Yoga versus standard care for schizophrenia. Cochrane Database of Systematic Reviews 2015, Issue 10. Art. No.: CD010554. DOI: 10.1002/14651858.CD010554.pub2.

AUTORÍA

María Irene Fernández Morales. Enfermera especialista en salud mental. Hospital Virgen del Rocío, Sevilla.
Carmen Pérez García. Enfermera especialista en salud mental. URSM Hospital Virgen del Rocío, Sevilla.
María de los Ángeles Manzano Felipe. Enfermera del Distrito Sanitario Bahía de Cádiz-La Janda. DCCU Janda Interior, Cádiz.